Enfermedades, Información|8 agosto 2007 15:01

Ojo, ellos también se deprimen


gatodormido.jpg

La relación que tenemos con nuestros animales nos llena de alegría y compañía, pero pocas veces nos detenemos a reflexionar sobre lo que significamos para ellos. Aunque parezca increíble los animales también pueden sufrir depresión, ya sea por componentes genéticos o por factores ambientales que determinan que nuestro ser querido caiga en un estado depresivo que debe ser tratado con la misma seriedad con la que trataríamos este mal en los seres humanos.

La depresión en animales se caracteriza por una bajada en la actividad psíquica, principalmente en el componente afectivo y la relación con sus dueños. De acuerdo con la veterinaria y especialista en conducta animal del Instituto Integral de Comportamiento y Bienestar en el perro, Susana Morillas, este trastorno responde a la falta de entendimiento entre el animal y su dueño. “La vida que llevamos hoy nos deja poco tiempo para entregar a nuestras mascotas, los dejamos mucho tiempo solos y desatendidos, y eso les afecta emocional y psicológicamente”, indica. El desorden emocional se presenta de manera alarmante en mamíferos como perros y gatos, pero también en reptiles y aves.

Síntomas de depresión

Morderse las patas, lamerse recurrentemente una zona determinada del cuerpo, comerse las uñas y mordisquearse la cola pueden ser la alerta para detectar una posible depresión en el animal. Las aves en cautiverio experimentan cuadros de estrés y depresiones severas, principalmente por las condiciones de vida en las que se las tiene o por falta de actividad y aburrimiento. Éstas pueden llegar incluso a sacarse sus propias plumas y quedar completamente peladas.


perrodeprimido.jpg

Algunos indicios de la depresión son la constante apatía que tendrá nuestro animal de compañía, la falta de ánimo para jugar, ausencia de apetito, muchas ganas de dormir o, por el contrario, insomnio e hiperactividad. La automutilación es una muestra clara de que necesitan la atención de sus amos o están enfadados con algo en particular que los “obliga” a dañarse. El mayor problema de este trastorno es que el animal, a diferencia de los humanos, no puede comunicarse con sus dueños ni explicar qué es lo que realmente le pasa, entristece o molesta. Generalmente, las mascotas atraviesan este complejo período porque existen factores como la falta de atención, los malos tratos, cambios bruscos de rutina, la llegada de un cachorro más joven a la casa donde ya existe un perro viejo o la muerte de un ser querido para el animal. “Este trastorno debe ser tratado con medicamentos especiales, terapias de conducta y también es bueno enseñarles tanto al dueño como al animal a socializar mejor, a cambiar el entorno que provoca malestar en el animal y a manejar la ansiedad”, afirma Morillas.

Si ninguno de estos factores se presenta en nuestra mascota, quizás estemos frente a una depresión endógena, que viene determinada por un componente genético, el cual es más difícil de combatir, ya que al no ser un problema del entorno del animal, difícilmente se puede modificar.

Los expertos aseguran que la mejor manera de prevenir que nuestra mascota sufra depresión y ansiedad es socializarlos desde que son pequeños, estar atentos ante cualquier cambio en su conducta como la apatía, y no confiar en que con sólo darle agua y comida el animal se mantendrá sano y feliz.

Fuente: http://www.larazon.es/noticias/noti_soc27534.htm

Con información de Marjorie Daphnis – Voluntaria de GEPDA

  • Comparte este post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

8 Comentarios

  • Yo tengo una pregunta y/o comentario por que no se como expresarme con claridad: Siempre hemos tenido animales de compañia que son parte de la familia, canarios, patos, gallinas y en su mayoria perros; hemos tenido hasta 3 perros por vez (nos encantan los perros jeje) bueno, tuvimos un Rotti llamado Bruno (ya falleció buuu) que me regaló mi papá entonces el siempre se lamia sus patas y el doctor le ponia yodo, el tuvo varias crias (colocadas en hoagres despues de nuestra extricta aprobació claro está) y nos quedamos con una de sus hijitas (es mezcla de Rotti con lo que aca llamamos callejero que también vivia en la casa; Ahora mi perrita tiene ya 7 años) y ella adopto la mala costumbre de su papá de lamerse sus patitas hasta hacerse llagas y también se arranca los pelos de una pequeña parte de su cola….. Pero mi pregunta comentario es esta: Nosotros la amamos, ella ahora mismo es la única mascota que es parte de la familia, Jugamos con ella, le compramos sus galletas y cualquier otro antojito perruno que veamos que a ella le guste, la atendemos y no la dejamos sola mucho tiempo; Nosotros no somos de irnos de viaje por lo que nunca ella ha experimentado el tener que no estar con nosotros, y también nosotros somos de los que siempre hay alguién en casa para que ella no esté sola…. Ella duerme con mi mamá en su cuarto pero si ella quiere dormir conmigo o con mi hermano pues ella es la que decide…. Hasta nuestros amigos le traen cositas…. Si me pueden dar luces se los agradeceria…….

  • Hola Johana, evidentemente es un problema de conducta.

    Te recomendamos acudir con un especialista para que diagnostique lo que ocurre y evitar que se lastime más.

    ¿En dónde vives? si estás en el D.F. lo mejor es que acudas a la UNAM y ahei preguntes por algún etólogo.

    Sobre los cachorritos que tuvieron tus perritos, el problema de los nacimientos es que uno sólo puede controlar el destino de los animalitos hasta un nivel muy limitado. Por ejemplo, es posible que si tienen 7 perritos, logremos colocarlos con gente de confianza, y con suerte, lograr que estas personas conserven a los perros durante toda su vida. Pero cuando nos ponemos a pensar que estos 7 perros tendrán a su vez otros 7 perros (tal vez más) y ellos a su vez otros tantos… llegamos a la espeluznante -y real- cifra de 7 mil cachorros descendientes de una pareja de perros en tan sólo 7 años. Ahí es cuando se vuelve imposible garantizar que ningún animalito acabará abandonado. y pensando en la triste realidad de este país, es bien probable que muchos de ellos la estén pasando mal. Por eso es que pedimos que ya no se reproduzcan más animalitos; hay tantos esperando en jaulas dentro de refugios por un hogar, o en las calles sufriendo que para qué traer más al mundo… mejor darle una oportunidad a estos pobres que ya están aquí.

    Un saludo!

  • Hola:
    Mi gato tiene un año seis meses. Vivimos en un departamento y no sale de ahí. Desde que lo adopté solamente una vez lo he dejado solo durante tres días, en los cuales un familiar que lo quiere mucho lo fue a visitar diariamente para que no se sintiera solo y estuviera atendido correctamente.
    El asunto es que ahora como que se ha involucrado más emocionalmente con mi marido y conmigo. Duerme con nosotros y como mi esposo trabaja desde casa, se la pasan juntos una buena parte del día.
    Hace tres días mi marido se fue de viaje y creo que el gato se afectó mucho; ello a pesar de que se atravesó el fin de semana y yo pude estar con él casi todo el tiempo.
    Me da la impresión de que busca a su “papá” en su lugar de la cama, maúlla por la casa y si lo pongo en el altavoz del teléfono el gato se emociona al escucharlo.
    En fin, el asunto es que el plan es que yo alcance a mi marido para pasar la Navidad, pero no sé si es conveniente dejar al gato en este momento, ya que ni siquiera ha querido comer. La ración que le duraba un día, le ha durado los tres días y no se la acaba. Yo estaría fuera unos cinco días y no hay nadie que lo vaya a cuidar, tendría que pensionarlo.
    He pensado en cancelar el viaje y mejor pasarla con mi gato.
    ¿Ustedes qué opinan?

  • HolaRuth, los gatos son muy territoriales y recienten mucho los cambios , incluso más que los perros.

    No te recomiendo llevarlo a pensión pues ahí se estresará con ladridos, maullidos, olores…

    Es preferible que alguien lo alimente pero que se quede en su casa que al final es territorio conocido y seguro para él.

    Si es tan sensible a los cambios y a que alguno de ustedes no esté, podría resentirlo hasta enfermarse seriamente.

    Suerte

  • Hola,les queria hacer una pregunta.Tengo un caniche que tiene 3 años,siempre ha sido alegre,obediente y jugueton,pero de un dia para el otro,lo empece a notar deprimido,sin ganas de jugart,duerme y tiene su mirada triste.Tengo un bebe de 10 meses que lo ama y siempre quiere jugar con el,Ringo,que es mi perro,lo cuida y quiere mucho.La semana pasada lo llevaron a la peluqueria canina porque estaba desastrozo su pelo,fue la primera vez que se lo llevaba un desconocido en su auto,no le gusto para nada,pero bueno,lo trajeron a casa a las 3 horas totalmente pelado! Apartir de eso,ha estado asi de triste,yo suponia que podia ser eso.Es posible esto? Que alguien me responda porque la verdad estoy preocupada por el,lo queremos mucho todos.Muchas gracias desde ya.

  • Mariana

    Me inclino más a pensar que pudieron haberlo maltratado en la peluquería o que se contagió de algo.

    Cuando notes un cambio en tu perro de verdad, corre al veterinario. Es como con los niños; siempre será mejor tomar todas las precauciones a arriesgarse a que ocurra una desagracia.

    Por favor no esperes más tiempo y llévalo al doctor para saber qué está pasando.

    Mucha suerte

  • Tengo una perrita de 2 años 3 meses (Golden retriver) y ella siempre fue la consentida de mi hermano mayor y mia.
    Pero a mi hermano le regalaron una perrita (poodle) muy linda que a toda la familia le gusta y quiere.
    Ya antes de tener la cachorrita mi perra se habia enfermado y el veterinario le dio una medicina llamada Brosín.
    Pero desde hace poco mi perra mayor a estado tratando de morder a la cachorrita y como la pequeña es muy juguetona y duerme adentro,ella se debe de poner celosa.
    Goldy la perra mayor duerme afuera porque suelta mucho pelo.Me preocupa que se vuelva a enfermar por que ultimamente no ha comido muy bien que digamos.

  • Hola,tengo un gato de 4 años que fue abandonado a la semana de nacido,y nos costo mucho trabajo que viviera,por lo que lo consentimos mucho.Nosotros teníamos tres perras y ellas lo aceptaron muy bien.Hace un año queriendo ayudar a tanto animal que abandonan acepté una gatita también bebé.La veterinaria me instruyó de como introducirla con el gato para que la aceptara,pero nada más verla el primer dia,fue hacer un show y es la fecha que nada nás la ve y es pegarle o corretearla.La gata le ha agarrado un pavor , la pobre vive atemorizada todo el tiempo,se la vive en el cuarto de mi hija y duerme casi todo el dia.Por otro lado afuera han llegado otros dos gatos a los que le doy comida,son muy tranquilos y se llevan bien con la gata,pero mi gato se la pasa peleando tambien con ellos.Realmente la situacion ya se salió fuera de control,porque nos la pasamos encerrando al gato para que pueda salir la gata,y poder alimentar a los gatos de afuera.Ahora bien cuando la gata acepta salir,se desaparece y en todo el dia no la vemos y regresa ya entrada la noche,y eso nos preocupa,porque le puede pasar algo.pero la pobre le da miedo regresar y encontrar al otro afuera,porque le pone unas golpizas de aquellas.Ojalá me puedan aconsejar que hacer,haber si hubiera alguna forma de tranquilizar a la gata,o de hacer que el gato la acepte. gracias

Deja tu comentario