Testimonio: “Sacrifico perros y gatos para ganarme la vida”

Sí, sacrifico perros y gatos para ganarme la vida.

Soy empleado del Control Animal en un pequeño pueblo en el centro de Carolina del Norte, Estados Unidos. Tengo 35 años y he estado trabajando para el municipio en diferentes puestos desde la preparatoria.

No hay mucho trabajo aquí, y trabajar para el condado significa tener buen sueldo y prestaciones para una persona como yo que no cuenta con estudios superiores. Soy esa persona de la que todos ustedes escriben cosas horribles.

Yo soy quien mata a los perros y los gatos y los hace sufrir. Yo soy quien saca sus cuerpos sin vida oliendo a monóxido de carbono y los avienta dentro de las bolsas negras de plástico. Pero también soy aquél que odia su trabajo y odia lo que tiene que hacer.

Todos ustedes que me juzgan, no lo hagan. Dios me está juzgando y sé que me iré al infierno. No voy a mentir, es infame, cruel y me siento como un asesino serial. Pero no soy del todo culpable; si la ley obligara la esterilización de los animales, muchos de estos perros y gatos no estarían aquí para que yo los sacrifique. Soy el demonio, pero quiero que todos ustedes vean la otra cara del hombre de la cámara de gas.

Por lo general, el centro antirrábico realiza el sacrificio con cámara de gas los viernes por la mañana.

El viernes es el día que la mayoría ansía que llegue, pero para mí, este es el día que más odio y siempre quisiera que el tiempo se detuviera el jueves en la noche. Los jueves, muy entrada la noche, cuando no hay nadie, mi amigo y yo vamos a un restaurante de comida rápida y nos gastamos 50 dólares en hamburguesas, papas fritas y pollo. Tengo prohibido alimentar a los perros los jueves porque me dicen que se hace un chiquero en la cámara de gas, y sería un desperdicio de comida.

Así que, los jueves por la noche, con las luces aún apagadas, voy al cuarto más triste que jamás nadie pudiera imaginar, y dejo que todos los perros y gatos, condenados a morir, salgan de sus jaulas.

Mi amigo y yo abrimos la envoltura de cada hamburguesa y sandwich de pollo y alimentamos a estos perros hambrientos y flacos. Se tragan la comida tan rápido, que no creo siquiera sepan a lo que sabe. Mueven sus colas y algunos ni comen, se echan boca arriba para que les acaricie su pancita. Comienzan a correr, brincar y me besan a mí y a mi amigo. Van a comer un poco más de comida y regresan a donde estamos. Todos nos miran con tanta confianza y esperanza, y sus colas se menean tan rápido, que termino con moretones en mis piernas. Se devoran la comida; después, es tiempo de devorar un poco de paz y amor. Mi amigo y yo nos sentamos en el piso de concreto, sucio y manchado por los orines, dejamos que nos brinquen encima, se paran de manitas para jugar y también juegan entre ellos. Algunos se lamen unos a otros, pero la mayoría permanece pegada a mí y a mi amigo.

Miro a los ojos de cada perro. A cada uno le doy un nombre.

No morirán sin tener un nombre.

Le doy a cada perro 5 minutos de amor y cariño incondicional. Les hablo y les digo que lamento mucho que mañana agonizarán por largo tiempo, que morirán de una forma espantosa y tortuosa en mis manos dentro de la cámara de gas.
Algunos mueven sus cabecitas para tratar de entenderme.

Les digo que estarán en un mejor lugar, y les ruego que no me odien. Les digo que sé que me iré al infierno, pero estarán jugando con todos los perros y gatos en el cielo.

Después de cerca de 30 minutos, tomo cada uno de los perros y los meto en sus jaulas de concreto llenas de heces; los acaricio y rasco su barbilla. Algunos me dan la pata, y yo sólo quiero morir. Cierro la jaula de cada perro y les pido que me perdonen.

Dormirán con su pancita llena y con una falsa sensación de seguridad.

Son cerca de las 5 de la mañana ahora, faltan dos horas para tener que asfixiar a mis amigos en la cámara de gas. Voy a casa, me baño, tomo mis 4 píldoras contra la ansiedad y manejo de regreso hacia mi trabajo. No como, no puedo comer. Ha llegado el momento de meter estos animales en la cámara de gas. Me pongo mis tapones para los oídos, y cuando voy por los perros y los gatos, están tan emocionados de verme, que saltan sobre mí para besarme al pensar que jugarán conmigo. Los pongo
en la jaula móvil y los llevo a la cámara de gas. Ellos lo saben. Pueden oler la muerte, el miedo. Empiezan a gemir en cuanto los meto en la cámara de gas.

El jefe me pide que meta el mayor número posible de ellos para ahorrar el gas. Me observa. Sabe que lo odio, sabe que odio mi trabajo. Hago lo que me pide. Él mira cómo todos los perros y los gatos (amontonados todos) se pelean y gritan. El sonido se amortigua porque tengo puestos los tapones. Él se marcha, prendo el gas y me salgo lo más rápido que puedo.

Camino hacia el baño, tomo un alfiler y me pincho hasta sangrar ¿Por qué? Porque el dolor y la sangre despejan mi mente de lo que acabo de hacer.

En 40 minutos debo regresar y retirar los animales muertos. Rezo porque ninguno haya sobrevivido, lo cual sucede cuando meto demasiados animales en la cámara de gas. Los levanto con mis guantes y el olor del monóxido de carbono me enferma al igual que los vómitos, la sangre y los movimientos involuntarios de los cuerpos.
Los saco y los meto en bolsas de plástico.

Me digo a mí mismo: “Ellos están en el cielo ahora”. Después limpio toda la suciedad, que USTEDES PERSONAS, han propiciado al no esterilizar a sus animales. La suciedad, que USTEDES PERSONAS, han propiciado al no exigir que un veterinario venga y haga esto de una forma humanitaria.

USTEDES SON LOS CONTRIBUYENTES, ¡EXIJAN que esta práctica SE ACABE!

Así que no me llamen “el monstruo”, “el demonio” o el “verdugo”, llamen demonio a su GOBIERNO, a las personas responsables del mismo, a los responsables de que esto suceda. ¡Carajo! llamen al gobernador y ¡EXIJANLE QUE ACABE CON ESTO!

Como siempre, esta noche tomaré mis pastillas para dormir para poder ahogar los gritos que escuché en el pasado antes de descubrir los tapones para los oídos. Brincaré y me estremeceré en mis sueños creyendo que estoy alucinando.

Esta es mi vida, no me juzgues, créeme, ya me he juzgado lo suficiente.

Créditos:
*Un agradecimiento especial a la organización norteamericana Helen Woodward Animal Center, quien nos proporcionó este testimonio, y a Pilar Mora, Voluntaria activa de Gente por la Defensa Animal, a.c., quien realizó la traducción del mismo.

  • Comparte este post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

66 Comentarios

  • UNA SOLA PERSONA NO TIENE LA CULPA DE ESTO, PERO TAMPOCO LA EXCLUYE, NO SE TRATA DE QUIEN LO HACE, SINO DE QUIEN LO PERMITE. ME DA MUCHA PENA QUE EN ESTOS TIEMPOS TAN APARENTEMENTE MODERNOS, PODAMOS SER ASI, YO TUVE UN PERRITO AL QUE LO IBAN MATAR DE LA MISMA MANERA Y LO ADOPTE, NO PODIA PERMITIRLO, ESA, LA ESTERILIZACION, Y EL NO ABANDONO PODRIAN SER LA SOLUCION

  • HOLA, SOY YO OTRA VEZ, DECIR QUE PARA AYUDARLES NOS TENEMOS QUE APOYAR PRIMERO ENTRE TODOS, Y ASI PODERLES ECHAR UNA MANO A ESOS PEQUEÑOS AMIGOS QUE VIVEN CON NOSOTROS, ES RESPONSABILIDAD DE TODOS Y NO DE UNA SOLA PERSONA, PARA MI TIENE MUCHO MERITO LO DE ESTE HOMBRE, SU MANERA DE VERLO,LO QUE ESTA PASANDO, Y A PESAR DE TODO ,ES A LO QUE SE DEDICA, ESPERO QUE NO LE DURE MUCHO EL CHOYO, NO POR MAL, ES QUE O ES LELO O HAY ALGUNA RAZON DE PESO QUE LE RETIENE ALLI

  • mira enfermo eso que dices que ni dormir ni comer nadie te lo cree eres un sadico por la forma d contar las cosas dices que no quieres hacerlo y lo cuntas con una sangre fria que se ve que no tienes corazon imagina que gte metamos a ti en esa camara por todo lo que haz hecho no vamos a tener corazon y te vamos a razcar la barbilla y nos nos vaz a dar la patita y te voy a tener la misma lastima que segun tu les tienes.gracias por darme cuenta que existe gente como tu.

  • mira eso que dices que ni dormir ni comer nadie te lo cree eres un por la forma d contar las cosas dices que no quieres hacerlo y lo cuntas con una sangre fria que se ve que no tienes corazon imagina que gte metamos a ti en esa camara por todo lo que haz hecho no vamos a tener corazon y te vamos a razcar la barbilla y nos nos vaz a dar la patita y te voy a tener la misma lastima que segun tu les tienes.gracias por darme cuenta que existe gente como tu.

  • He llorado mucho mientras leía tu testimonio. Tú no eres una mala persona, simplemente te ha tocado hacer tu trabajo, el cual necesitas para ganar dinero y poder sobrevivir. Te diré que eres una buena persona, que tienes buen corazón y por eso sufres tanto por esos pobres animales, que lo que haces por ellos antes de TENER la obligación de matarlos es un acto muy bello. Les das un rato de paz y felicidad.
    Suerte amigo y deseo que algún día encuentres un trabajo que te sea más digno.
    Por cierto, no irás al infierno, tú sufres con tu trabajo, no disfrutas haciendo lo que haces, así que no te castigues más.
    un saludo.

  • Señor, lo único que debe hacer es renunciar y cambiar de trabajo, que hay muchos y mejores que este campo de exterminio “gracias” al cual usted vive.
    Que le duele mucho y bla bla está bien decirlo, pero parece que al final con el cheque de fin de mes se le acaba el dolor, o al menos basta para que se acomode a la situación.
    Creo que su texto está bien para hacer lagrimear a algunos espectadores de telenovelas, pero ciertamente en nada le exime de lo que hace, de la barbarie atroz con la que contribuye.
    Ahora, tiene razón al pedir que no lo juzgaremos pues no somos Dios para hacerlo (aunque si tanto creyera usted en el infierno dudo que siguiera resignándose a ir a él…), pero sí diremos que si lo que afirma acerca de sus sentimientos es verdad, allá usted con tu conciencia!

  • No pude evitar llorar al leer tu testimonio, yo no culpo a gente como tu, culpo a la gente que no tiene corazon y que disfruta con todo esto. Yo tambien he tenido que abandonar a mis preciados amigos pero no por mi culpa, siempre es por culpa de que ya no podemos mantenerlos… yo era una ni;a cuando todo eso pasaba frente a mis ojos y sin poder evitarlo. Mucha gente cerca de mi ha maltratado y matado a mis queridos amigos, pero como hija de Gaia no se me permite la venganza, porque es pagar algo con la misma moneda pero si puedo hacer algo para impedir que esto siga pasando… todos podemos hacerlo, solo faltan las ganas para hacerlo. En serio me conmovio mucho tu historia y le resare a la luna para que tu alma de algun modo pueda ser salvada, porque alguien que se arrepiente de lo que hace merece ser salvado.

  • Quisiera un pensamientos para todas esas personas que contribuyen ahora en beneficio de ellos, gracias por lo que hacen y el esfuerzo que ponen en rescatar a cada uno de los perros y gatos que tienen hogar, mañana domingo 31 contribuiremos en que estos seres tengan un buen final y buen hogar, en tu comunidad juntate con alguna asociación y da ideas no cruces tus brazos viendo pasar el tiempo y ha ellos en la calle sufriendo sin saber que pasara con ellos, da un tiempo para ellos, gracias.

  • Yo otra vez, soy de leon mexico si alguien quiere pertenercer y ayudar a la asociación mi correo es maris_poli@hotmail.com, gracias.

  • que triste saber esto realmente dios se encargara que en un futuro
    no sufra el animal que lastima que existan hombres que por dinero tengan que hacer esto. algun dia ellos ya no sufriran ojala pronto acabe esto tanto en niños como en animales ellos son los mas debiles-

  • Pues mira lo del gobierno tienes razon, este tipo de cosas suceden porque en primera, la falta de cultura de un pais, existen animales callejeros por culpa de la misma gente cochina y sin educacion ni cultura sobre animales y yo no me incluyo, lo digo con honestidad porque cuando tengo una mascota, me hago cargo de ella y con todos sus cuidados. Todo se trata de eso, CULTURA la cual les falta a muchos y no a mi.
    En segunda el gobierno es otro culpable porque no le importan ese tipo de cosas, por lo menos en este pais como Mexico, desde el presidente de la republica hasta gobernadores y presidentes locales, solo roban y roban al pueblo y son una bola de corruptos malnacidos que se enriquecen y encima los impuestos estan cada vez maas altos, y el sistema fiscal ni se diga, es un completo asco, de los peores del mundo, yo creo que en unos pocos años este pais se va a ir a la mierda por culpa del gobierno.
    Y tambien se que si no eres tu quien hace el trabajo otro lo hara, pero si tu odias tu trabajo, DEJALO!!!!!! siempre hay otros trabajos que puedes hacer, en eso no hay ninguna excusa, y no te juzgo por lo que haces, que Dios es quien tiene derecho a juzgarte, y yo amo a los animales.
    En fin, si quieres poner fin a tu infierno dedicate a otra cosa, sabes que puedes hacerlo.

  • facil amigo organiza un grupo anti maltrato al animal y haz algo por ellos.. trabajos hay muchos busca otro y tal vez si te dedicas a ayudar mas animalitos te ayudara a sentir menos culpa! ve a las escuelas crea consiencia con los niños que son el fututo!! saludos.

  • La culpa es del animal, que compra un perro como mascota y luego simplemente por que se canso de cuidar, o ya no le gusta, se le es facil lanzarlo a la calle.
    No le compres un perro (o cualquier otro ser vivo)como mascota a tu hijo por capricho ya que ellos no estan en capacidad de adquirir esa responsabilidad y muchas veces los adultos no tenemos tiempo ni para estar con nuestros hijos

  • Y todavia siguen trayendo mas a este mundo, tu los ves por aqui anunciando busco novio(a) para mi perro (a). Yo me pregunto para que? O es que acaso no ven todos los que te encuentras dia a dia, en las carreteras de este pais abandonados o muertos???? O con todos los que tienen las rescatista por meses sin lograr que los adopten, los cientos que hay en los refugios???? ENTONCES!!!!! de que estamos hablando????? Dios le dio “razonamiento” al humano, pero,,,, donde lo tiene ?????

  • Es preferible vender drogas q no e nesesitan estudios, alla los humanos q toman laa desicion de metersela! , Pero esos perritos no eligieron meterse a una camara de gas! Y morir de una manera tan cruel y el peor engan-o y da-o q. Le hace es hacerlos feliz antes de morir para luego el mismo matarlos! Q estupido q mutilarse con una aguja! Pq no se huele un poco de ese Gas! O se corta el bicho ! Es mi opinion Real llore no por el llore po q se lo q piensa cada animalito de esos, se lo q se siente! Pasar nesesidades!

  • Me parece un asco esto , es preferible que busque otra alternativa , y va para todos los que hacen esto !! , es indignante dice el que no le gusta hacer eso que llama ” trabajo” , esta siendo un asesino de todos modos! , que exija a su gobierno una ley justa y digna para todas las mascotas

Deja tu comentario