¡Eso es amor!

lep.jpg

Para quienes piensen que alimentar, pasear y llevar al veterinario, o besar y apapachar a su perro o gato es puro amor, hay quienes hasta arriesgan la vida por ellos…

Un israelí derribó a un leopardo después de que el felino entró a su recámara en una universidad desierta y trató de devorar a su gato.

“Saltó sobre el leopardo y lo inmovilizó en el suelo, luego su esposa nos llamó para que pudiéramos llevárnoslo”, declaró ayer Amram Zabari, un guardabosque que se apresuró a llegar a la escena.

Arthur De Mosh, un guía de turistas, de 45 años, en la universidad cerca del kibutz (granja comunitaria) Sde Boker en el sur de Israel, fue despertado en medio de la noche por el sonido del leopardo que trataba de comerse a su gato.

Liberó a la mascota, que sobrevivió a la dura experiencia, de las garras del leopardo.

Un veterinario local, Ronnie King, dijo al Canal 10 de la televisión israelí que el leopardo sufría de desnutrición y probablemente entró al hogar en busca de una presa fácil.

Expertos dijeron que sólo 10 leopardos viven en su hábitat natural en Israel. El animal capturado en la universidad fue transferido a un hospital veterinario para ser atendido y luego llevado a una reserva natural.

Fuente AFP (texto y foto)

Con información de Marjorie Daphnis – Voluntaria de GEPDA

  • Comparte este post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Deja tu comentario