Historia de un rescate: Pichicuaz en libertad

El año pasado, alrededor de septiembre, recibimos un reporte de un gato que estaba encerrado dentro de un café de chinos que había sido clausurado en enero de ese mismo año.

Fabiola Reyes, la reportante, nos comentó que la cortina del local quedó abierta aproximadamente unos 5 centimetros, y que por ese espacio el gato sacaba la manita. Ella se apiadó de él y le llevaba comida todos los días, la cual deslizaba por debajo de la cortina metálica. Muchas veces, Pichicuaz (nombre que ella le dio), ignoraba la comida, prefería acostarse para pegar su cabecita a la rendija y Fabiola lo acariciara.

Algunos vecinos y la gente que pasaba, curiosos al ver a la reportante hablando con el gatito, se agachaban y le dejaban lo que trajeran a mano para alimentarlo.
La reportante comentó que había intentado ponerse en contacto con el dueño del local, sin conseguirlo. Algunos conocidos de ella fueron al local para ver si era posible romper alguna ventana o encontrar algun modo de entrar pero no fue imposible. El local ya no tenía los sellos de clausurado, pero seguía cerrado y no era posible abrirlo sin el consentimiento del dueño.

El reporte se canalizó primeramente a la Brigada de Vigilancia Animal, el 27 de julio. La Brigada no hizo esfuerzo alguno para rescatarlo ni tampoco intentaron hablar con los dueños.

Ante dicha emergencia, Marina Odor y Rosi Pérez, voluntarias de GEPDA, decidieron ir a sacarlo del local a como diera lugar.

El 1 de septiembre las voluntarias acudieron al rescate. Al llegar, los vecinos empezaron a interesarse en la situación. Les llamaba mucho la atención que hubiera alguien tan decidido a hacer lo que fuera por rescatar a un animal. Algunas personas se solidarizaban, otras les advertían de los problemas en que iban a meterse.

Mientras todo esto sucedía, la señora Marina se mantenia en contacto vía celular con Marina Castilla, y ésta a su vez con Monica Pineda vía Skype (chat) para guiarlas ante las dificultades que estaban surgiendo.

Un pariente cercano de la dueña del local, bajó a decirles que no podían meterse, que por favor regresaran en dos semanas cuando la dueña volviera de viaje. Dos semanas ¡era ridículo! ¡Ese gato tenia que salir YA de ahí! Marina Castilla señaló vía telefónica, que estaban violando la Ley de Protección a los Animales del D.F., y que se les podía denunciar por tal hecho de mantener bajo esas condiciones al gato. No hubo manera de persuadirlo.

La señora Marina ya había buscado a un cerrajero, pero se armó el alboroto y éste se retiró. La señora Rosi permaneció en el local, y un muchacho que estaba trabajando en el edificio, le avisó que el gato estaba escondido detrás de unos pedazos de lámina, en un rincón.

Los vecinos comentaron que al parecer el dueño del local lo abrio el día anterior y al hacerlo el gato se refugió en ese rincón.

Los vecinos lo oyeron maullar. La señora Rosi se acercó a verificar si se trataba de Pichicuaz o no ¡y sí era!! La descripción física concordaba perfectamente. Estaba encogido y asustado. Ella lo acarició y posteriormente lo metió en el kennel, en la cual apenas cupo ya que nadie se imaginó que el gato fuera tan grande!

La señora Marina regresaba de las oficinas de la administración del edificio para llevarse la gran sorpresa de que el gato ya estaba fuera, y que no había necesidad de romper candados ni cortar láminas.

Pichicuaz fue entregado ese mismo día a la reportante de forma temporal. El veterinario lo revisó y para sopresa de todos, está muy bien de salud, solamente tenía una irritación en las vías respiratorias por el polvo y orines dentro del local y está obeso (por la falta de movilidad que sufrió todos estos meses). Ya está en tratamiento.

La buena noticia es que una chica nos contactó al enamorarse de la historia de Pichicuaz. Ahora ya fue dado en adopción y vive feliz en su nuevo hogar. Nos dicen que se porta muy bien. Definitivamente siempre será un gato agradecido.

Deseamos felicitar a Marina y a Rosi por ser determinantes y decididas al salvar una vida. Y también queremos agradecer a toda la gente que de alguna u otra manera nos ayudó en la solución de este caso.

¡A todos, Gracias!

Monica Pineda
Presidente y Supervisora de Reportes de Crueldad
Gente por la Defensa Animal

Marina Castilla
Coordinadora de Reportes de Crueldad

2 Responses to Historia de un rescate: Pichicuaz en libertad

  1. Queremos hacer la denuncia de un perro que se queja todas las mañanas, tardes y noches del dia, esto hace desde un año y el pobrecito solo salen a pegarle para que se calle, no le dan de comer en epocas de lluvias no lo tapan y siempre esta amarrado con un metro de cuerda ( dudo mucho que la cuerda sobrepase el metro ) es un peero flaco, y mugrosito por que tampoco lo bañan es un dolor el sentirlos llantos de un animal indefenso, y mas oir como lo maltratan sus dueños.

    Dicha mascota se encuentra ubicada en ejido candelaria numero 66 fam vazquez entre ejido santa barbara y santa catariana, col ejidos de san francisco culhuacan, coyoacan, cerca del antirrabico de taxqueña le spedimos su mas atenta y rapida colaboracion, pues es inhumano el sufrimiento de dicha mascota.
    no come, solo llora y se la pasan pegandole y gritandol todo el dia

    por su atencion mil gracias

    espero y atiendan esta llamada lo mas aantes posible

  2. hola buenas tardes!!!,,, primeramente quiero felicitar a todos por la labor que hacen ,,,por rescatar a animalitos! que estan sin hogar!!,,, Quisiera saber si tienen algun tipo filial en la republica Mexicana, me encantaria participar en este programa.
    Me encantan los animales, tengo 2 perros y lucho dia a dia en la calle por que no maltraten a los animales,,,
    En verdad muchisimas felicidades! y ojala hubieran mas personas como ustedes en Mexico,, que entiendan que los animalitos hay que cuidarlos, respetarlos y amarlos siempre!!

    Quedo a sus ordenes y les agradezco infinitamente si me pueden informar si hay alguna asociacon en Sonora en donde pueda participar como voluntaria.

    Muchas Gracias y Dios los bendiga por tener un corazon tan grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>